Esa no soy yo, la gente es muy chismosa.

Es un viernes en la noche, vibra el celular, reviso y es la foto de una de mis amigas con un hombre que no se alcanza a reconocer, está acompañada de un mensaje que dice “¡Bien guardado se lo tenía! ¿Quién será el afortunado?”. Lo envía otra del grupo de amigas de la universidad, luego de varias bromas y preguntas con relación al desconocido. La chica que envió la foto se retracta y dice: “lo siento niñas, creo que me confundí, no es Xiomara, ¡Pero son igualitas!” 

Hasta el momento la de la foto no se pronuncia.🤐

Nos vemos con Xiomara saliendo de clase, quien sin preguntarle nada comienza a decir “esa no soy yo, la gente es muy chismosa”. A mí me causa gracia y comienzo a hacerle bromas, sin embargo ella insiste que no se trata de ella la mujer de la foto y cada vez sus afirmaciones toman un tono más fuerte.

¿Es extraño no?, ¿por qué se molesta, qué tiene de malo salir con un guapo y que por ahora no quieras contar nada sobre él? Somos amigas no sacerdotes.🙄

Días después el tema regresa, se ha vuelto un motivo para hacer bromas: “debemos encontrar la gemela buena de Xiomara”, otra dice, “no me importa la gemela, si el sujeto tiene amigos que los presente”. La verdad todo es muy relajado sin embargo la actitud de Xiomara es extraña, y para ser sincera nadie se creyó eso de que ella no era la de la foto, pero no nos preocupa, seguro después nos contará.

Por esos días regresó Sofía, otra compañera de la universidad, quién también era del grupo de amigas, pero su viaje de intercambio la había distanciado un poco.

Comenzamos a hablar y me preguntó por las chicas, la historia de la gemela de Xiomara llegó a la conversación, después ella dijo, “pero muéstrame la foto, ¿es guapo?” Le dije, “no, ni siquiera se ve bien” 

Sofía vio la foto y su mirada se perdió.😧

(Imagina el sonido de un corazón partiéndose en mil pedazos, si es que ya no lo conoces…)💔

Aún con sorpresa y en un tono pausado Sofía dijo: “Sí, es Xiomara y está con Camilo, mi novio”👿

Ahora imagina el sonido de “se armó el mierdero”, creo que sería algo como ollas cayendo, que mi mamá me llame por mi nombre completo y las trompetas del juicio final.💀

¿Después? Nada, ya sabes qué pasa después.😳

Tú y yo aquí busquemos culpables.😎

Pero primero intentemos usar los Converse blancos de Xiomara:

Estás en un bar que creías poco frecuentado, te acompaña alguien que en teoría no debería estar ahí contigo. Le das un beso aún sabiendo que no es correcto. Vibra tu celular, han enviado una foto tuya de ese momento con esa persona. Algo que para una de tus amigas es una inocente broma creyendo que eres tú en una cita, sin ningún problema; incluso feliz por ti y tu acompañante. Pero tú te molestas porque consideras que ha invadido tu privacidad.

El enojo con tu amiga paparazzi se convierte más bien en temor, porque tu acompañante en realidad es el novio de una de tus mejores amigas y si esa foto se filtra, sería tu sentencia de muerte.

No es una película de terror, tampoco es una nueva serie de Netflix, le paso a una amiga.

Ahora sí, busquemos culpables.

Algunos dirán:

La culpa es de la que tomó la foto. ¡Mucha bruja cómo hace eso!

La culpa es de Sofía para qué se fue y no llevó al novio… A papaya partida papaya comida. ¡LITERAL!

La culpa es del tipo, mucho ‘perro’. (Aún no entiendo a quién se le ocurrió usar este hermoso animal para hacer esta comparación)

La culpa es de Xiomara, es una traidora, el maquillaje y los novios no se tocan

¡Que la condenen a la hoguera!

La culpa es de la que le mostró la foto a Sofía, ese no era su problema.

A partir de esta encrucijada podemos remitirnos a la película española “Perfectos Desconocidos”, una película de infarto. No quiero hacer spoiler pero si quiero dejar un tema sobre la mesa…  

Brevemente te cuento, la película es acerca de un grupo de amigos que se reúnen y por X o Y motivo se les ocurre dejar sus celulares sobre la mesa para que durante la cena, todo correo, llamada o mensaje que reciban sean leídos por todos.

Ya te imaginarás el desastre que se formó cuando empezaron a llegar los mensajes y las llamadas. Eso fue eclipse de luna roja.🔴

Una situación similar a lo que pasó con mis amigas. Es que claro las posibilidades de comunicación que tenemos ahora son magnificas, pero también son un arma de doble filo. Casi todas la personas tenemos en nuestro celular uno que otro secretito que esconder ya sea por pena o porque le haría daño alguien cercano a nosotros.

Y es aquí donde me quiero detener:

¿Qué tanto pensamos en el otro al actuar?

Todos tenemos derecho a la privacidad ¡CLARO!, ya es suficiente con que Google, Facebook y el gobierno👽sepan lo que hago y dejo de hacer como para que mis amigos y mi familia también estén enterados de todos.

Pero pensemos algo… El día de mañana un súper virus nos deja expuestos, con fotos, mensajes y audios… o incluso un inocente amigo en medio de una broma …¿tu pareja saldría herida?, ¿perderías amigos?🤔

Todas en algún momento nos hemos visto tentadas o hemos hurgado en la vida privada de un hermano, nuestra mamá o el novio, incluso a todos los anteriores y saben qué… ¡Eso estuvo muy mal hecho! Porque no importa la excusa que tuviéramos en su momento, si tan sólo nos lo hicieran a nosotras, seguro mataríamos y comeríamos del muerto.🙎🏽

Creo que centrar la discusión aquí en la privacidad sería lo más obvio, pero no necesariamente ese debería ser el tema principal teniendo en cuenta que WhatsApp, Facebook, Internet y el gobierno no se irán, seguro pueden mutar y empeorar. Claramente eso que llamamos privacidad está bastante fracturada últimamente no sólo porque somos más vulnerables frente a la tecnología sino porque de cierta forma a muchas nos encanta contar detalles sobre nuestra vida y perdemos el control de la misma en ese inmenso bucle que es la red.

Por el contrario, podríamos analizar mejor nuestros actos sin buscar culpas en otros.

Si vas a jugar con tu suerte, recuerda que se puede ganar y se puede perder. Si estamos haciendo algo que no está bien y por alguna razón se da a conocer, desde el principio debimos saber a qué nos arriesgábamos.

Muchas veces no nos equivocamos puntualmente en el error sino en la forma como cometemos ese error. Los sentimientos y las decisiones son totalmente subjetivas y de carácter propio, como también deberían serlo las consecuencias.

Entonces sea lo que sea que decidas, motivada por lo que sea que creas que está bien o es lo que quieres en ese momento. Asegúrate de no dañar a otros, actúa de frente y se sincero a tiempo. Ah y lo más importante si te pillaron no seas cobarde, afronta; en especial no culpes a los otros de tu mierdero, no seas conchuda.😼

Bien lo dice mi abuelita, “entre el cielo y la tierra no hay nada oculto” o cuando quiere ser una vengativa elegante ella dice: “¡querida! vida y karma pueden ser sinónimos👵🏼

Amiga gónada, no sea tan gónada, pórtese bien.🙋🏻

Testi

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: